Buscar
  • PsicologosOnlineArgentina

HAMLET, la producción del Semblante (primera parte)

Actualizado: mar 25

Hamlet dice: No ¿a qué? ¿por qué Hamlet no hace lo que tiene que hacer?


“El primer paso que hemos dado en esa vía ha sido, pues, articular cómo la pieza, que es el drama del deseo en su relación al deseo del Otro, cómo es dominado por ese Otro que es, aquí, el deseo en la forma menos ambigüa, la madre, es decir, el sujeto primordial de la demanda.” Jacques Lacan Seminario 6 "El deseo y su interpretación"


En el lugar del duelo del padre aparece el espectro del padre develando la causa de su muerte pero no la causa de su deseo, en su lugar, la flor de sus pecados. Le transmite un saber sobre su falta y cómo él mismo esta absorbido por la misma, el padre dice sobre su posición de objeto del Otro. Hamlet se encuentra con lo que el padre no pago, haciendo a este padre culpable de un deseo que no pudo tener lugar, real que el padre no tramito, y es ese no lugar que toma a Hamlet por objeto del deseo del Otro. Hamlet queda aspirado como objeto por la voluntad del ghost como demanda que lo deja a merced de un deseo de una madre que no puede realizar ningún duelo. En lugar del deseo del padre: su pecado. En lugar de la privación en la madre: su exceso. Con esta configuración Hamlet a lo único que puede recurrir, y no es poco, es a la procrastinación que funciona como inhibición de lo que lo aboliría como sujeto. Si Hamlet hubiese ido directo a realizar su destino no habría drama, ni grama, Lacan hace de Hamlet la tragedia del deseo, su composición.


Hamlet se encuentra confrontado con el significante del Otro barrado pero sin posibilidad de leer su lugar sino que queda aspirado por ese agujero en la estructura como forclusion generalizada. Hay una hiancia entre saber y sexo a la que Hamlet es remitido, su fantasma vacila, si su posición es de objeto no tiene como soportar su deseo, su deseo es rechazado. Lacan ubica como Ofelia encarna el rechazo de su deseo, el rechazo a lo femenino, ubicado aquí como símbolo de la vida. ¿cómo podría Hamlet soportar lo femenino con el padre que tiene? Un padre que lo reenvía al deseo de la madre. Lacan ubica a Ofelia como el falo, podemos precisar el falo como gran Phi. Pero ¿qué quiere decir que rechazando el falo rechaza lo femenino?. El falo es el relevo de una mujer. Gran Phi es sensible a lo femenino. Pero en la posición de objeto no tiene como acceder al falo, a la vida, a lo que vivifica.


El sabe por el padre de el significante del Otro barrado, pero para pasar al acto la relación con el el significante del Otro barrado tiene que ser de no saber. ¿qué lugar hay para el duelo si todo se sabe? ¿Por qué el padre aparece como espectro y no por ejemplo sueña con él? El padre no es una producción del inconsciente que daría cuenta de otra posición de Hamlet. Hamlet no tiene más recursos que ese padre que aparece en la hiancia entre saber y sexo denunciando La verdad como una alucinación que vendría de lo real y no del inconsciente que implica el no saber. Hamlet queda en la Hora del Otro.


No se trata de saber sobre lo imposible sino de ubicar su lugar. No es por la vía del saber que opera la relación con el significante del Otro barrado sino por la letra. El no saber en el Otro no es que el Otro no sabe lo que podría saberse, no es un saber no sabido, ese es el saber en el Otro, en cambio el no saber es lo que no puede saberse, es que el inconsciente se sensibilice a lo femenino, que con el no saber pueda tratarse lo no nacido. Este saber del padre tomado para sí rechaza lo femenino.


“El padre, el Nombre-del- Padre, sostiene la estructura del deseo con la de la ley - pero la herencia del padre, que nos designa Kierkegaard: es su pecado. ¿De donde surge el espectro de Hamlet, si no del lugar donde nos denuncia que fue sorprendido, inmolado, en la flor de su pecado? Y de ningún modo le da a Hamlet las prohibiciones de la Ley que pueden hacer que su deseo subsista, sino que en todo momento el asunto gira en torno a un profundo cuestionamiento de ese padre demasiado ideal. “ Jacques Lacan Seminario "Los cuatro conceptos fundamentales"


Este saber del padre dice Lacan lo deja en la procrastinación, ese saber lo deja sin ningún lugar más que el que pueda armar con ese saber mismo. Hamlet quedara pecando como el padre a la vez que intenta producir un no.

“Eso frente a lo que se encuentra Hamlet, en ese "ser o no ser", es reencontrar el lugar tomado por lo que le ha dicho su padre. Y lo que su padre le ha dicho en tanto que fantasma (fantôme), es que él ha sido sorprendido por la muerte "en la flor de sus pecados". Se trata de reencontrar el lugar tomado por el pecado del otro, el pecado imago. El que sabe es, por el contrario, contrariamente a Edipo, alguien que no ha pagado el crimen de existir.” Jacques Lacan Seminario 6 "El deseo y su interpretación"


Que decimos con el significante del Otro barrado:


“S(A/) quiere decir esto: Que si A, el gran Otro, no es un ser, sino un lugar, el lugar de la palabra; S(A/) [A mayúscula barrada] quiere decir que, en ese lugar, la palabra, donde reposa bajo una forma desarrollada, o bajo una forma disfrazada, el conjunto del sistema de los significantes, es decir, de un lenguaje, le falta algo. Algo que no puede ser sino que un significante, ahí, hace falta.”

“La verdad es que el psicoanálisis nos enseña algo totalmente diferente. Es que uno se da cuenta de que no es tan seguro que soy en tanto pienso, y que uno no podría estar seguro más que de una cosa, esto es, que yo soy en tanto pienso que soy, por la simple razón de que, por el hecho de que yo pienso que soy, yo pienso que soy en el lugar del Otro, soy un otro que aquél que pienso que soy. Ahora bien; la cuestión es que yo no tengo ninguna garantía de que ese Otro, por eso que hay en su sistema, pueda devolverme, si puedo expresarme así, lo que yo le he dado: su ser y su esencia de verdad. No hay, les he dicho, Otro del Otro. No hay, en el Otro, ningún significante que, en la ocasión, pueda responder de eso que yo soy.” Jacques Lacan Seminario 6 "El deseo y su interpretación"


“El falo, la turgencia vital, eso con algo de enigmático, de universal, más macho que hembra y, no obstante, del cual la hembra misma puede devenir el símbolo, he ahí de lo que se trata, y eso que, puesto que, en el Otro, no esta disponible, aunque sea, incluso, está la vida que el sujeto haga significante, no llega de ninguna manera a garantizar la significación del discurso del Otro.

Dicho de otra manera, por sacrificada que sea, esta vida no le es devuelta por el Otro.” Jacques Lacan Seminario 6 "El deseo y su interpretación"


Hamlet necesita ficcionar el crimen de existir, una ficción tal que se oriente hacia la existencia.


Lacan precisa así la relación entre el S(/A) y el falo. El falo se ubica en la hiancia entre saber y sexo que inscribe el S(/A). El goce falico y el goce femenino eso es lo real. Hamlet no tiene recursos para poder ubicarse con respecto a lo real de la no relación. Ofelia=Falo lo remite a Hamlet a la no respuesta del Otro, en el desamparo espera del padre otra cosa que su pecado, pero en tanto que lo espera de un padre muerto, y más precisamente de un espectro, queda reenviado al goce del Otro como signo del amor. Es necesario que se introduzca otro imaginario que el del espectro que no vela el goce materno sino que lo deja expuesto. Un imaginario que pueda funcionar como velo de la relación sexual mortífera con el Otro y que pueda dar lugar a la turgencia vital, a otra relación con lo real. La cuestión es cómo se va a introducir otra versión de la mujer y del padre que como semblantes permitan ubicar lo que se era como objeto para el deseo del Otro. Es necesario otro Otro que replantee a su Otro. En la clínica se trata de poder ubicar como la psicóloga o el psicólogo da cuerpo a la función del analista, y este cuerpo no es el biológico sino que se genera por lo que se dimensiona de los registros. En este punto la terapia online puede funcionar, porque el cuerpo que opera no depende del cuerpo biológico sino de lo que advine como presencia real y no importa si es psicóloga de Argentina o donde esté.



Redactado por los profesionales de www.psicologosonlineargentina.com