top of page
Buscar
  • Foto del escritorPsicologosOnlineArgentina

El amor después del... ¿dolor?

Actualizado: 13 dic 2023



es la cara del cantante con notas musicales a su alrededor


La aparición reciente de la serie que retrata la vida de Fito Páez nos inspiró para volver a hablar del amor. "El amor después del amor" fue el álbum más vendido de la historia del rock nacional en Argentina. "Nadie puede" decir que los argentinos no seamos románticos. Aunque el romanticismo puede variar a lo largo del tiempo y tomar diferentes formas. Con ese titulo produce un desdoblamiento del amor que vamos a interrogar en este texto. ¿de qué se trata ese después que produce la diferencia entre un amor y otro? Tomaremos como referencia la canción y la historia que nos presenta esta nueva serie.


Con esas vibraciones acústicas que logró producir Fito, alguna cuerda íntima debió tocar en el cuerpo de cada uno para generar tal convocatoria. Quizás no fue solamente una, pero hoy hablaremos de una, de esa que nos devela Páez en su canción "El amor despues del amor". cuando dice haber aprendido a querer "el perfume que lleva el dolor" y nos aclara en la letra de esa misma canción lo que le abrió ese camino: "nadie puede decirme quién soy", y ahí logra identificar algo de la esencia del alma por medio de ese perfume. Vamos a tratar de desplegar este asunto.


La serie nos muestra sobre este punto los encuentros y desencuentros con el dolor en lo que fue su historia y cómo logra hacer algo con ese dolor... encontrar su perfume. Ese es un encuentro que posibilita otro: el de las llaves del que nos habla en la canción donde se abre la posibilidad de uno y otro, del encuentro de una llave y otra llave. Es decir, que ese perfume que lleva el dolor le abre la vía del amor, e inaugura algun lazo posible con el otro a través de las llaves. Esa llave del piano que tocaba su madre y que el padre le negaba.


Es interesante la operatoria que nos muestra ese anudamiento que permite y produce un pasaje: ahí donde "nadie puede decirle quién es" pasa a "nadie puede vivir sin amor". Es en ese pasaje que ubicamos un movimiento con respecto al amor que vamos a tratar de situar. Podemos preguntarnos: si nadie puede decirme quién soy cómo se ubica la esencia, la esencia del alma según Páez. Aquí comienza el spoiler de la serie y un esbozo de lectura que nos animamos a hacer desde psicólogos online con la perspectiva del psicoanálisis.


La serie nos muestra a un padre que le decía lo que debía hacer y ser. Y la respuesta de ese niño en parte obediente fue: Nadie puede decirme quién soy; es una operación que Fito pudo hacer con el padre. Si hubiera seguido ese camino, habría sido lo que el padre esperaba, y se hubiera quedado con esa etiqueta. Tenemos un post reciente sobre este asunto: El psicoanálisis online y el tratamiento de la pasión por las etiquetas

Si hubiera respetado ese orden paterno, el piano se habría mantenido cerrado. El piano era el que tocaba la madre de Fito Páez que murio cuando él era un bebé, el padre tenía la llave y lo mantenía cerrado e intocable. Era lo intocable para el padre mismo por el dolor que le producía la pérdida de su mujer, por lo incomprensible de su muerte. La persistencia de Fito logra algunos movimientos en la rigidez de este padre y, al incluir algo de su pérdida, el padre puede transmitirle algo de "lo vivo" de esta madre a su hijo. Le da la llave que abre el piano, pero también así el padre le ofrece algo de su propia apertura a lo sensible. Esta llave lo conecta con el deseo de su madre y con lo sensible de su padre. Él lo agradece y reconoce. Aunque esta apertura del padre tuvo sus límites que los llevaron a separarse porque Fito persistió en lo que su deseo le seguía abriendo para sí y no permitió que nadie le dijera quién es. Soportó esa indeterminación que lo lleva a encontrarse con su dolor en el atravesamiento de las pérdidas de su madre, su padre y luego de su abuela y su tía, y lo que de eso pudo absorber con el perfume que logró sentir y le permitió inventar no el amor, sino el amor después del amor. Este es el desdoblamiento del amor que le permite producir un nuevo amor.


Esa es su invención que le permite vivir un amor más allá de los límites del amor de su padre. Quizá esa es la cuerda que hace vibrar en cada uno y nos convoca, donde se anudan amor y deseo. Podemos decir que la serie nos muestra un amor que se aferra para no perder en este padre que teme que a su hijo le pase algo, y un amor muy distinto, un amor después del amor, que da lugar al deseo que se produce por lo que se pudo perder. Un amor que hace lugar al deseo. En relación a estas versiones del amor, les recomendamos la lectura de otro post de nuestro blog: "El desencuentro amoroso".


Esa es la llave que nos abre y nos regala Fito Páez con su canción, y así nos devela algo de la esencia del alma.


Gracias Fito!



Redactado por los profesionales de www.psicologosonlineargentina.com



Comments


bottom of page